Biometría del movimiento ocular.

Una empresa en Israel ha desarrollado un sistema de seguridad que aprovecha el patrón único de los movimientos oculares de cada persona para identificarla. La mayoría de sistemas de seguridad biométricos miden características físicas que son constantes, como las huellas digitales o los patrones del iris. Según sus creadores, un sistema de seguimiento ocular tiene el potencial para ser más fácil de usar y más difícil de engañar.

El nuevo sistema registra cómo se mueven los ojos de una persona mientras observa un icono moverse en una pantalla de ordenador.

La forma en que el icono se mueve icono puede ser diferente cada vez, pero los movimientos del ojo del usuario incluyen “características cinéticas” -pequeñas variaciones en la trayectoria- que son únicas, lo que permite su identificación. Esto es menos complicado que usar una frase larga o una tarjeta inteligente para acceder a un sistema informático o a un edificio.

Deja un comentario