Biometría: la nueva manera de comprar en Miami

Negocia en Miami / Mario Augusto Beroes Ríos/Negocia en Miami. (@marber22).-     Los avances tecnológicos, con la biometría a la cabeza, prometen una revolución en la manera en que hacemos las compras.

La tecnología presenta un nuevo paradigma en la venta al por menor. El aprovechamiento de la biometría por parte de las tiendas les permitirá ofrecer una mejor experiencia de compra a sus clientes. Estos cambios también generarán importantes beneficios a las tiendas, que podrán conocer a fondo a sus clientes y estudiar sus hábitos de compra para optimizar su potencial de venta.

En la actualidad, cuando un cliente entra a una tienda el vendedor no tiene ningún dato adicional sobre esa persona. De acuerdo a un estudio de Synchrony acerca del futuro de las ventas al por menor, esta situación cambiará drásticamente. Los locales podrán contar con un registro biométrico de sus clientes. En el momento en que uno de ellos ingrese a la tienda, las cámaras captarán su rostro y lo cotejarán contra la base de datos. Esta base contendrá datos como edad, género, compras realizadas anteriormente, intereses, entre otros.

Una vez identificada la persona, el sistema podrá enviar una alerta a aquel vendedor que esté mejor capacitado para atender las necesidades de dicho cliente. Además, las tiendas podrán usar esta información para ofrecer descuentos personalizados.

El informe también resalta la posibilidad de una modalidad de compra sin la necesidad de interaccionar con nadie. Bajo este método, la tienda contará con un sistema automatizado que podrá determinar los productos que el cliente compre gracias a sistemas basados en reconocimiento de objetos. Luego, los compradores podrán realizar el pago apoyando su dedo en un lector de huellas dactilares.

Otra de las ventajas para los vendedores es que, al implementar la autenticación biométrica, contarán con una mayor seguridad en las transacciones. Al poder identificar a los compradores de forma inequívoca podrán defenderse de estafas y casos de robos de identidad.

Los beneficios de esta nueva forma de comprar son muchos, tanto para los vendedores como para los compradores. Los primeros podrán asegurarse una mayor cantidad de ventas al ofrecer un mejor servicio; mientras que los segundos podrán disfrutar de una experiencia de compra más cómoda y satisfactoria.

Biometría: compras fáciles El uso de la biometría también repercutirá en las compras online, especialmente en el caso de compras realizadas a través de dispositivos móviles.

Al realizar este tipo de transacciones, muchas veces elegimos los productos que queremos en el sitio de la tienda, seleccionamos las distintas opciones, pero al momento de pagar nos damos cuenta que no tenemos la tarjeta a mano y no tenemos tiempo de buscarla, por lo que decidimos abandonar la compra. Esta ocurrencia es tan habitual que, de acuerdo a un estudio realizado por Jumio, el 56% de todas las transacciones móviles son abandonadas, en gran parte debido a una mala experiencia de usuario.

La biometría se postula como la solución a este problema. Los datos de la tarjeta de crédito estarán precargados en el sistema y el cliente tan solo deberá proveer algún rasgo biométrico -rostro, voz, huella dactilar, iris- para establecer su identificación. De esta manera, el proceso de compra se simplifica, aumentando las posibilidades de concreción de la venta.

GLOBALES: Biometría: la nueva manera de comprar en Miami