Carné y pasaporte chileno tendrá un chip biométrico.

El ministro de Justicia, Teodoro Ribera, junto al director nacional del Servicio de Registro Civil, Rodrigo Durán, dio a conocer los prototipos de las nuevas cédulas de identidad y el nuevo pasaporte electrónico que tendrán los chilenos a contar del 2013.

Los instrumentos fueron adjudicados a la empresa Morpho S.A, la que por un periodo de 10 años deberá hacerse cargo de proveer el sistema de identificación, documentos de identidad y viaje, y servicios relacionados, por un monto que bordea los 380 millones de dólares.

El proyecto contempla el desarrollo de la nueva cédula de identidad, del pasaporte y del salvoconducto Arica-Tacna, así como los servicios a terceros para verificar la identidad de las personas.

Los documentos contarán con un nuevo y complejo sistema de identificación, que fortalecerá la verificación e identidad automática de las personas, cumpliendo con los estándares internacionales de uso y de seguridad, así como de su proceso de producción.

Esta nueva cédula de identidad será fabricada en policarbonato y contará con un “microchip”, dispositivo que junto con almacenar información, permitirá resguardar la inviolabilidad de los antecedentes biográficos y biométricos de la persona, lo que brindará mayor seguridad y funcionalidad en su uso.

El microchip, tanto de la nueva cédula como del pasaporte, contendrá imágenes de las impresiones dactilares, fotografía, nombres, apellidos, fecha de nacimiento, inscripción de nacimiento, profesión y sexo, entre otros datos propios del titular. “No se descarta a futuro y mientras la tecnología lo permita, agregar información de salud u otra de importancia vital”, explicó el ministro.

La nueva cédula de identidad contará con 21 medidas de seguridad: 11 de ellas de nivel 1, es decir, que son apreciadas a simple vista por cualquier persona; otras 8 de nivel 2, visibles sólo con lupa y luz especial; y dos medidas de nivel 3, captadas sólo por expertos con instrumentos especiales.

En cuanto al nuevo pasaporte, éste también tendrá un microchip que dará mayor seguridad, y posibilitará la interoperabilidad mundial para verificar la autenticidad del mismo. Así se cumple con las normas de la Organización Internacional de Aviación Civil. Es más flexible e interoperable y permite una autenticación activa y pasiva.

Sus páginas de identificación serán de policarbonato; será más grueso, con chip y antena incorporados. Asimismo, contará con un plegado de alta resistencia, con perforación láser de las hojas.

En cuanto a seguridad, contendrá 18 medidas, 12 de ellas de nivel 1; cuatro de nivel 2, y dos de nivel 3. El actual pasaporte contiene también 18 medidas de seguridad, pero no contempla un microchip.

Fuente: La Segunda.

 

Deja un comentario