Investigadores estudian el fraude en sistemas biométricos.

Científicos del Grupo Universitario de Tecnologías de Identificación de la Universidad Carlos III de Madrid buscan vías para que los sistemas biométricos puedan estar comprometidos y modos de mejorar la seguridad de la tecnología, señala un artículo de Physorg.

El proceso, que es conocido como anti-spoofing, tiene el propósito de ayudar a los desarrolladores de biometría a considerar todas las vías en que pueden pensar los investigadores de cómo se puede burlar (spoof) un sistema y elaborar medidas anti-fraude para cada uno.

Además de su labor anti-spoofing, los investigadores también han estado haciendo pruebas para comprobar el nivel actual de seguridad de los sistemas y crear nuevos algoritmos y técnicas para frenar el fraude.

El equipo ya ha hecho pruebas de reconocimiento de iris, firmas escritas y huellas digitales, con la intención de pasar pronto a estudiar las vulnerabilidades del sistema de reconocimiento facial.

Fuente.

Deja un comentario