Sector mayorista promete crecimiento en el sector de la biometria.

Aunque la biometría ha sido criticada en ocasiones en la industria minorista debido a que se asocia con intentos fallidos por sustituir las tarjetas de crédito y los cheques por una huella digital, hay opiniones de que está volviendo a escena en los mismos entornos como solución de gestión de horarios, asistencia u otro uso relativo a la fuerza laboral, según informa un artículo de Retail Info Systems News.

Entre los razonamientos que hacen prever un incremento potencial del uso de la biometría en el comercio minorista, están los beneficios que esos sistemas ofrecen a los comercios y en segundo lugar, la evolución que ha experimentado esa tecnología a través de los años para eliminar los problemas que los usuarios confrontan con esos sistemas.

Entre los beneficios que aporta el sistema biométrico de gestión de fuerza laboral en el entorno minorista, el primordial es que el trabajador tiene que estar presente, o sea, que no es posible cometer el fraude de que un amigo sea quien marque por él y cualquier transacción que requiera aprobación del gerente ya no estará sujeta a una tarjeta de identificación robada o extraviada, ya que el gerente tendría que estar presente para aprobar transacciones especiales.

A esto se suma que en el pasado los comercios minoristas probaron sistemas que confrontaban problemas con huellas digitales dañadas por heridas o sustancias en los dedos. En el caso actual, los desarrolladores de tecnología biométrica han pasado a utilizar escáneres sin contacto y de sub-superficie, como son los escáneres vasculares que autentifican al usuario en base a su patrón venoso único del dedo o de la palma, que es escaneado mediante una cámara de luz infrarroja cercana.

Fuente: Retail Info Systems News

Deja un comentario