Tu ojo es hackeable! los riesgo de celulares biométricos

El nuevo escáner de iris del Samsung Galaxy Note 7 marca un nuevo paso en la tecnología biométrica, con proveedores que ahora afirman que los sensores biométricos mejoran la experiencia del usuario y la seguridad de los dispositivos móviles.

Sin embargo, aunque usar parametros biométricos en lugar de passwords convencionales es un avance, requiere nuevos estándares de seguridad, no son infalibles y en caso de ser vulnerados, estos sistemas quedarían comprometidos de por vida e incluso pueden extender inestabilidad a otras bases de datos.celular-biometrico

La biometría requiere mantener una base de datos biométricos grande y asociarla con detalles personales. Por esto, cualquier brecha de seguridad en la filtración de esta información puede tener consecuencias más serias que el simple robo de, por ejemplo, una contraseña: Después de todo, podemos cambiar una contraseña débil pero no podemos cambiar una huella o escaneo de iris que ha sido comprometido.

Aunque este tipo de biométricos apenas comienza a adoptarse de forma masiva, Jan Krissler, hacker del colectivo Chaos Computer Club (CCC), demostró en la conferencia anual de CCC en 2015, cómo hackear el reconocimiento del iris de una persona usando fotografías impresas.

Krissler detectó que es posible burlar este tipo de sistemas usando imágenes impresas lo suficientemente brillantes, con una resolución de 1200 dpi’s y en las que el iris de la persona aparezca con un diámetro mínimo de 75 pixeles. En dicha conferencia, la experta, probó también que usando un molde y plastilina es posible emular la huella dactilar de una persona. Krissler logró vulnerar el sistema Touch ID de iPhone en el escenario con esta técnica.

Durante la presentación del Galaxy Note 7, Samsung, hizo hincapié en que su sistema de reconocimiento de iris es infalible, pues su desarrollo tomó cinco años. La surcoreana dijo que este tipo de desbloqueo es más seguro que a través de huellas digitales que están más expuestas a vulnerabilidades o imprecisiones.

Hasta el momento sectores como banca, seguridad en entidades de gobierno y aplicaciones de salud son los que más han adaptado la tendencia de biométricos; la expectativa es que para 2020, 89% de los dispositivos móviles, cuenten con este tipo de autenticaciones, según datos de Acuity Market Intelligence, liberados en junio de 2015.

Emm advirtió que a pesar de que es posible que la tendencia biométrica se incremente, ésta, “no es la panacea” y se requerirá de más de una forma de autenticación para lograr sólidos sistemas de ciberseguridad y protección de datos, ya que a la par de la adopción, también crecerán las incidencias conocidas como “bio-hacking”.

“Posiblemente veremos que la tendencia biométrica alcanzará el siguiente nivel, específicamente el del desarrollo del bio-hacking”, dijo el analista.

Acuity Market Intelligence estimó que, a medida que más marcas de consumo masivo integren este tipo de sistemas en sus gadgets, el mercado crecerá y la seguridad se hará más fuerte.

Fuente: www.expansion.mx