Uso de biometría en reclusos del Reino Unido.

Londres: El reconocimiento de iris y el de huellas han comenzado a ser usados para evitar el abuso de drogas, por parte de los internos de prisiones. El objetivo es usar la biometría y así asegurarse de que las medicinas del penal llegan a los pacientes indicados. Para la implementación de esta estrategia, los patrones de iris y las huellas digitales, de los reclusos, son almacenados en una base de datos y con ello se ha logrado atacar el tráfico y el consumo ilegal de drogas.

El sistema computarizado de dispensación controlada, está siendo introducido en más de 140 correccionales del Reino Unido y podría registrar a miles y miles de reclusos. En un comienzo, el sistema operaba en 17 instituciones y su fin era evitar que los medicamentos destinados a un recluso llegaran a manos de otro. Y es que el abuso y el tráfico de drogas son un problema mayor de muchas prisiones del mundo, ya que incluso los presos que están en programas de desintoxicación venden sus medicaciones y a veces otros reclusos se las roban. En el pasado, a estas personas se les suministraban sustitutos de la heroína, como manera de acabar la dependencia, pero las únicas maneras de identificarlas eran números de identificación o documentos con fotos. Con chequeos tan laxos se dio lugar a la suplantación de presos.

Para frenar prácticas como éstas y otras más, se acudió a una compañía de Liverpool llamada Human Recognition Systems (HRS), la cual se ha especializado en sistemas de seguridad biométrica y confía que con sus equipos el tráfico y abuso de drogas llegue a su fin, en las prisiones de las islas británicas.

El reconocimiento de iris es el preferido por HRS porque analiza más puntos distintivos y por consiguiente es más seguro. Es así que el 80% de los reclusos / pacientes se han matriculado usando su iris, mientras que el 20% lo ha hecho usando sus huellas dactilares. Lo cierto es que antes de que a un recluso se le suministre un medicamento, primero debe ser sometido a un análisis biométrico y así se determina si es quién dice ser. Además, las personas que suministran los medicamentos se aseguran que éstos sean consumidos en el momento y con ello evitar que los pacientes vendan o pierdan su dosis.

Por último, vale la pena decir que no sólo en prisiones del Reino Unido se usa la biometría, ya que en correccionales de E.U y México también se usa con propósitos varios.

La identificación de cada usuario es una parte vital de todo sistema para el control de acceso que sea confiable y seguro.

Fuente: Articulo.tv

Deja un comentario